Home / Tratamientos Anticeluliticos / Puntos Claves para Acabar con la Celulitis

Puntos Claves para Acabar con la Celulitis

– Acabar con la Celulitis: Factores Claves –

Si hablamos de problemas comunes en la piel de las mujeres sin lugar a dudas, uno de ellos es la celulitis, de hecho se estima que alrededor del 90% de mujeres en el mundo sufre la temida piel de naranja.

Lo irónico aquí es que muchos de los tratamientos vistos en el mercado, inclusive los más costosos no surten el efecto esperado, en este artículo se expondrán cuáles son esos puntos claves que deberás seguir para prevenir la formación de la celulitis en tu piel y así también lograr eliminar en gran manera la que ya se tiene.

Comúnmente, la celulitis aparece en la parte de los muslos y de los glúteos aunque en algunas ocasiones también se hace presente en otras zonas.

Sin embargo, independientemente del lugar donde aparezca la celulitis lo importante es que este problema tiene su solución y solo hay que descubrirla. Aquí se presentará lo básico, pero al mismo también útil, para lograrlo. Ahora bien, debe entenderse que la celulitis no es más que la odiosa acumulación de toxinas y de grasas por debajo de la piel, pero en lo más superficial de la misma, de lo contrario no se notaría.

Circulación Sanguínea

En la mayoría de las circunstancias se debe a una deficiencia en la circulación sanguínea en conjunto, con la dificultad que tiene el organismo en eliminar las toxinas ahí acumuladas. Por esta razón, es de vital importancia mejorar la circulación de la sangre en la zona con celulitis.

Teniendo en mente este objetivo, los baños de agua fría en dicha zona son una excelente alternativa y de igual manera también los masajes idóneos.

Ahora bien, aquí es necesario mencionar que no todos los masajes son adecuados para desvanecer la celulitis, de hecho mal aplicados y con la estructura del tejido ya debilitado hasta podrían agravar el aspecto de la celulitis. Tanto los baños de agua fría como los masajes apropiados y no agresivos, serán actividades diarias. Así y con el pasar de las semanas, podrás estimular la irrigación de la sangre en la zona con celulitis.

A lo anterior debemos sumarle la acción interna es decir, la alimentación y en general todo lo que se consume. Para propiciar una piel sin celulitis la hidratación es un factor clave, así se consigue una mejor depuración y un adecuado tránsito de las grasas.

La ingesta regular de líquidos te hará poseer una piel tersa y libre de celulitis pero igualmente, recuerda que por si solo el consumo de más agua no hará desaparecer la celulitis, y de igual forma ocurre con los alimentos sólidos.

Ya que la celulitis ocurre en buena parte por una acumulación de grasa, debes evitar alimentarte con comidas ricas y abundantes en grasas especialmente las grasas trans-saturadas.

Aquí es fundamental adoptar un estilo de vida y una forma de comer diferente a como se había tenido hasta el momento, es decir reducir la ingesta de comida grasosa. Por ejemplo, las famosas comidas rápidas de los diferentes establecimientos y empezar a dar más oportunidad a las frutas y a las verduras.

grasa-transaturada-celulitis

Otro Punto Clave es la Generación de Nuevas Células.

Nuestro cuerpo día a día por naturaleza produce nuevas células, sin embargo para librarte de la celulitis tendrás que acelerar este proceso, y esto lo consigues por medio del ejercicio regular –que de paso también– te ayudará a eliminar la grasa acumulada y en otro sinfín de beneficios.

Como actividad bien puedes practicar ejercicios isométricos los cuales trabajen especialmente la zona de las piernas y de los glúteos ¿Cómo cuales ejercicios?

01. Las Sentadillas: Trata de mantenerte en posición de sentadilla por al menos 20 segundos (los muslos paralelos al piso); si al principio consideras este ejercicio muy exigente, hazlo entonces apoyando tu espalda con la pared.

02. Elevación de Pelvis: Acosta boca arriba sobre el piso, con la planta de los pies haciendo total contacto con el suelo y con las rodillas flexionadas, lo que haces es «despegar» los glúteos del suelo elevando así la zona pélvica; dicha posición la mantienes también por 20 segundos.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *