Home / Tratamientos Antiacne / ¿Por Qué la Piel se Pone Grasosa y con Espinillas?

¿Por Qué la Piel se Pone Grasosa y con Espinillas?

► Tratamientos y Soluciones Contra la Piel Grasa ◄

Muchas personas se preguntan por qué razón la piel se les pone grasosa y le surgen granitos o espinillas. Pues bien, todo tiene explicación, y lo primero que habría que señalar es que este fenómeno es consecuencia de una reacción de las glándulas sebáceas de nuestro cuerpo ante la presencia de hormonas androgénicas. Cuando este tipo de hormonas comienzan a circular por nuestro cuerpo, la respuesta de las glándulas es generar más sebo, lo que deriva en una piel con una mayor grasa.

Hasta allí no habría graves inconvenientes, si no fuera que esta generación excesiva de sebo –llamada seborrea- se combina con una modificación en la manera en que nuestras células cutáneas se desprenden. Esto provoca una dilatación de las glándulas sebáceas, que toman la forma de granos. Y para empeorar aún más las cosas, en ocasiones estas glándulas dilatadas son “colonizadas” por agentes externos que en circunstancias normales no afectarían la piel. Pero al encontrar el entorno ideal, se instalan generando los molestos granos, pus y secreción y enrojecimiento.

En realidad se trata de un proceso que casi todas las personas atravesamos en la adolescencia, ya que a esa edad, chicos y chicas padecen una verdadera tormenta de andrógenos que se inicia en la pubertad. Tal situación afecta a 9 de cada 10 adolescentes, pero afortunadamente con los años el problema de espinillas y piel grasa va disminuyendo.

No obstante, la problemática no es exclusiva de los jóvenes, ya que personas mayores también pueden padecerla. Con un dato que no es menor: el 80% de los adultos que padecen acné son mujeres, y tal situación obedece a cambios hormonales. ¿Cuáles? Embarazo, menstruación o síndrome de ovario poliquístico.

Más allá de las causantes hormonales de esta problemática, no se puede dejar de lado el componente genético. Aún la ciencia no puede afirmar categóricamente que el acné sea hereditario. No obstante, se ha logrado establecer un vínculo entre padres que han padecido acné e hijos que también lo padecen o bien tienen mayor probabilidad de verse afectados.

Sólo Mitos sobre la Piel Grasa y con Espinillas

No son pocos los que dan por seguro que las personas con piel grasa y acné padecen tal situación debido a la falta de higiene. Tal afirmación, no obstante, no tiene ningún vínculo con la realidad. Incluso se ha demostrado que una limpieza en exceso o demasiado intensiva tiende a generar una reacción cutánea que incrementa la producción de grasa, algo que no sucede con aquellas pieles poco higienizadas.

pielgrasa-acne-limpieza-excesiva

Otro de los conceptos errados es el que atribuye las espinillas al tipo de alimentación. Pues bien, tampoco aquí hay relación causal, ya que ni los alimentos grasos ni el chocolate tienen mayores efectos sobre la piel grasosa. Aunque claro está, siempre será mucho mejor alimentarse de una manera sana, natural y balanceada.

Todo esto no pasaría de ser simplemente un problema estético, si no fuera por el hecho de que muchas personas que padecen acné tienden a verse afectadas emocionalmente. La afección termina siendo también psicológica y puede en ocasiones retroalimentar el proceso y empeorar aún más las cosas.

Esto sucede porque hay quienes en el afán de cubrirse las manchas recurren al maquillaje intenso, lo cual tapa los poros y genera efectos adversos. En el caso de los hombres, algunos se dejan crecer la barba para tapar lo que hay por debajo, dificultando con ello la aplicación de medicaciones que podrían beneficiar el cuadro.

De cualquier modo, lo bueno de todo esto es que existen diversos tratamientos de alta efectividad que permiten morigerar e incluso curar este tipo de afecciones. Y como en todo tratamiento, cuanto antes sean aplicadas, mejor será el proceso y menores los daños físicos y sicológicos que el acné puede causar.

Elementos que Favorecen la Generación de Piel Grasa

Si bien el principal factor es el hormonal y no es mucho lo que se pueda hacer para resolver esta ecuación, hay otros factores que contribuyen a empeorar el cuadro de piel grasa con espinillas. Los siguientes son puntos a tener en cuenta para tratar de evitarlos:

  • Consumo de cigarrillos.
  • Una dieta con exceso de hidratos de carbono de cadena corta (harina blanca y azúcar).
  • Productos para el cuidado del cutis y cualquier tipo de maquillaje comedogénico.

Además de evitar los puntos anteriores, también es recomendable consultar con prontitud a un médico dermatólogo, de modo tal de poder atacar los síntomas del acné, incluso si son leves o si se encuentran en su fase inicial.

Está comprobado que cuanto más temprano es el abordaje de la problemática, mayor eficacia tendrá y menores secuelas quedarán en la piel, posiblemente ninguna.

Recomendaciones prácticas para prevenir el acné y evitar favorecer la generación de la piel grasa con espinillas:

  • Cuando aparezcan granos y espinillas, dejar que evolucionen y curen de manera natural; debes vencer la tentación de exprimirlas, ya que esto termina empeorando las cosas.
  • Lávate la cara con agua tibia. Evita el agua demasiado caliente o demasiado fría, ya que esto repercute en tu piel.
  • Asegúrate de que el maquillaje que utilizas no tape los poros de tu piel. Y cuando elijas un producto de cuidado del cutis, asegúrate de que sea no comedogénico.
  • Es una buena idea utilizar un limpiador de cutis antes de irte a dormir. De este modo eliminas las impurezas y preparas tu piel para descansar, o bien para absorber los medicamentos que te ha recetado tu dermatólogo.
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *