Home / Tratamientos Antiacne / Combatir el Acné con Tratamientos Médicos

Combatir el Acné con Tratamientos Médicos

Tratamientos Médicos Anti-Acné

Cuando las recomendaciones básicas para la prevención del acné han resultado de utilidad escasa o nula, será el momento de recurrir a la medicina para atacar el problema.

Si bien el acné no tiene cura, sí existen medidas que contribuyen a reducir sus síntomas.

Casi siempre se acude a tratamientos tópicos, es decir, que se aplican directamente sobre las zonas afectadas. Para ello, se cuenta con los siguientes tratamientos:

* Tretinoína o adapaleno. Se trata de retinoides que actúan sobre la queratinización anormal. Además tienen efectos anti-inflamatorios.

* Antibióticos/antimicrobianos. Se recurre a ellos para que eliminen las bacterias de la piel, antes de que afecten los folículos pilosos taponados.

* Peróxido de benzolio. Por lo general se combinan con los antimicrobianos, ya que ayudan a evitar que la piel muerta bloquee esos folículos pilosos, impidiendo así que se infecten. Además ataca las bacterias que la causan.

* Ácido azeláico. Sirve de tratamiento alternativo al peróxido de benzolio, y se lo administra a los pacientes que padecen efectos secundarios. Su acción terapéutica es similar: eliminar las células muertas y destruir las bacterias.

Tratamientos Médicos Contra el Acné por Vía Oral

En cuadros más agudos, estos tratamientos pueden ser complementados por antibióticos que se ingieren por vía oral. Por lo general se acude a tetraciclinas o eritromicina, pero si fracasan se puede administrar isotretinoína.

Para el caso de adultas afectadas por acné por cambios hormonales, se puede acudir a terapias enfocadas en equilibrar estas alteraciones. Con la supresión de los estrógenos, se logra atenuar la actividad de las glándulas sebáceas, disminuyendo también la formación de andrógenos suprarrenales y ováricos.

No obstante, deben ser administrados con prudencia y supervisión, ya que presentan efectos secundarios tales como la sequedad en la piel y una mayor sensibilidad al sol. Tales efectos pueden ser atenuados mediante el uso de cremas hidratantes y protección solar.

  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *